MUSEO RAFAEL LARCO HERRERA

De WikiLima

Museo Larco Herrera

La historia del Museo Rafael Larco Herrera está relacionada directamente con los orígenes del distrito de Pueblo Libre. Fue edificado en lo que fuera la casa hacienda Cueva, construida sobre la base de una huaca de la cultura Maranga (Intermedio Tardío), al fundarse la Doctrina de Santa Magdalena en 1557.

Estos terrenos, al igual que los de la Casa Orbea y otros que conformaban las chacras y rancherías existentes en la villa, fueron donados por el cacique Taulichusco a la orden de los franciscanos, quienes con el tiempo los cedieron en venta o alquiler hasta que llegaron a manos de los señores Luna Cartland, para pasar luego a poder de la familia Larco Hoyle.

Arqueólogo Rafael Larco Hoyle


Y es justamente el arqueólogo Rafael Larco Hoyle quien modificó la casa hacienda para convertirla en un museo, dándole un estilo colonial, con algunos matices modernos. Para dar realce a su obra recuperó rejas, ventanas, cerrojos, vigas y otros elementos del siglo XVIII traídos de la casa señorial de los marqueses Herrera y Villahermosa de Trujillo.

Poco a poco, con gran esfuerzo, el estudioso comenzó a dar vida a una colección de arte prehispánico, que con los años se convertiría en la más importante del mundo, conformada por alrededor de 50 mil piezas de cerámica de las culturas Moche y Chimú, además de una serie de huacos eróticos, textiles y objetos de oro y plata.



Según la historia del “Museo Larco”, el primer objeto con el que don Rafael da inicio a las colecciones fue un vaso retrato Mochica. También que, entre 1923 y 1933, hizo la mayor parte de la recolección de piezas, las cuales clasificó y ordenó. Asimismo, empezó a realizar la difusión del importante trabajo que dejó para la posteridad, no sólo relacionado con la recuperación de material arqueológico, sino también del descubrimiento y evolución de nuevas culturas del antiguo Perú.

Cerámica Prehispánica

RIQUEZAS DEL MUSEO

Ubicado en la avenida Bolívar 1515, el Museo posee tres áreas bien definidas: las salas de exhibición, oficinas y los depósitos, donde se encuentran las cerámicas expuestas en anaqueles cubiertos de vidrio, debidamente ordenados y clasificados por culturas, de manera que puedan ser apreciados por los turistas.

Las salas de exhibición son bastante didácticas. En la de Cerámica, por ejemplo, además de las piezas, se pueden observar los materiales que se usaban para elaborarlas, como arcilla, caolín, las pinturas, herramientas de hueso, moldes cerámicas sin cocer (encontradas en algunas tumbas), otras con defectos de cocción, todo catalogado con fechas y características específicas, de manera que el visitante se haga una idea de cómo se hacían.

Depósitos de Museo Larco Herrera


En la sala de Metales, se sigue el mismo patrón, con la exhibición de artículos elaborados, materiales, herramientas. En este ambiente se encuentran vasos, palas, cuchillos, cascos, instrumentos musicales, barretas y otros recipientes.

En la de Arte Lítico se exhiben clavos monolíticos, maquetas, morteros, estelas, mazas, figuras antropomorfas y zoomorfas, recipientes, miniaturas empleadas como ofrendas funerarias, incisos e incrustaciones de turquesas de las diversas culturas.

Tenemos también la Sala de Arte Textil, donde no sólo se aprecian muestrarios de telas de distintos lugares del país, sino también implementos hallados en tumbas. Ahí se hallan husos, tinturas, telares y otros elementos utilizados como peines y piezas de madera utilizado para apretar los tejidos. Hay que resaltar que entre las piezas se exhibe un manto Paracas de hace 2,000 años, un fragmento de tela que tiene 398 hilos por pulgada lineal (record mundial) y otro que constituye el segundo record mundial.


En la Sala de las Culturas se muestran cerámicas y otros objetos de diferentes culturas, desde 7000 años a.C. hasta la decadencia del arte indígena con la conquista española. La finalidad de esta exhibición es lograr que el turista tenga una idea completa del conjunto de las culturas que existían en el Perú precolombino.

Objetos del museo Larco Herrera


Está dividida en cuatro secciones definidas: Costa Norte, Centro, Sur y culturas de la Sierra. Las vitrinas han sido ordenadas para establecer la secuencia cultural, exhibiendo piezas únicas representativas de las culturas más importantes.

En la parte baja del museo se encuentra la sala de Vasos Eróticos, lo que se considera otro récord mundial: los cerámicos eróticos correspondientes a la cultura Salinar, que aparece 500 años a.C.

En la Bóveda, se guardan los objetos de oro y plata, como coronas y plumones de oro, aretes, narigueras, collares, gargantillas, hombreras, petos de turquesa, silbatos, recipientes. Dos orejeras de la cultura Mochica, una con personajes zooantropomorfos llevando una honda en la mano, y otra con iguanas unidas por la cola, consideradas obras maestras del antiguo Perú.

Cerámicas de las culturas norteñas

Las obras de arte del Museo Rafael Larco Herrera han sido exhibidas en los más prestigiosos museos del mundo y son consideradas íconos del arte precolombino a nivel mundial.

Hay que resaltar que cuenta, además, con ambientes adecuados para la realización de cócteles, almuerzos, cenas u otros eventos.

FUENTE

MUNICIPALIDAD DE PUEBLO LIBRE, UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS: “Pueblo Libre, Historia, Cultura y Tradición”, 2008.

MUSEO RAFAEL LARCO HERRERA MUNICIPALIDAD DE PUEBLO LIBRE, Dirección de Imagen Institucional.

FOTOGRAFIAS:

  • Museo Rafael Larco Herrera
  • Dirección de Imagen Institucional.
  • Municipalidad de Pueblo Libre.
  • WIKILIMA
Herramientas personales